Yeonmi Park, la mujer que escapó del infierno


¿Viste cuando te cuentan algo que parece tan irreal que solo puede existir en una película post apocalíptica en la que los nazis conquistaron el mundo y se vive bajo su reinado? Bueno, así, pero mil veces peor. Esta es la realidad que se vive en Corea Del Norte contada por Yeonmi.

Yeonmi Park logró escapar a los 13 años de Corea Del Norte en 2007 junto con su hermana de 16. Para hacerlo tuvo que pasar de contrabando por la frontera para llegar a China. Fue vendida y esclavizada sexualmente durante varios años. Cuando su prisionero perdió toda la plata en las apuestas y no tenía para darle de comer, decidió liberarla. A través de una conocida, se enteró de una ONG cristiana que podía ayudarla a salir de China. Para esto tenía que convertirse en católica: rezó y estudió la Biblia durante cuatro meses sin parar. Escapó de China con un grupo de personas y caminó durante días por el desierto de Gobi sin más que una brújula. Una vez en Mongolia viajó a Corea Del Sur donde le dieron un documento, pasaporte, educación y un lugar donde vivir. Hoy con 27 años es defensora de los derechos humanos, da charlas en universidades, la ONU y demás lugares donde la invitan.

Llegué a ella por un podcast que me pasó un amigo, incrédulo de todo lo que me contaba sobre el sufrimiento, abusos, escasez de recursos, trabajo forzado y mucho más, que se vive en ese país.

Llevo unas horas organizando en mi cabeza todo lo que Yeonmi cuenta en esta entrevista, como para desglosarlo y poder explicarte lo que vivió, pero todavía no puedo digerirlo. Yo que me pienso como una persona poco impresionable, su relato me llegó a paralizar, enserio.

Prefiero no hacer una transcripción, con lujo de detalle de su historia (no apta para todo público) y nombrarte la cantidad de abusos y violaciones a los derechos humanos con los que la dictadura de Kim Jong-un mantiene a 25.67 millones de personas en hambruna, oscuridad y total desconocimiento de la opresión a la que son sometidos. 

Prefiero no contarte que en cada ambiente de su casa están obligados a tener un cuadro de Kim y como a la noche, las tropas militares, hacen revisiones sorpresa y si encuentran un cuadro con algo de polvo o mal acomodado, las tres generaciones de esa familia son secuestradas y llevadas a los campos de concentración donde la expectativa de vida es de tres meses.

La historia y lucha por sobrevivir de Yeonmi Park es tan fuerte que merece que vos le dediques un rato de tu tiempo a escuchar todo lo que tiene para decir.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.