#WachoRecomienda: series protagonizadas por mujeres


Los últimos casi tres meses me encontraron con bastante tiempo libre y muy pocas ganas de… como decirlo… ser productivo. En esos días llenos de sillón, tele e insomnio; redescubrí esa pequeña adicción que me generaba empezar una serie y devorarla sin darle tiempo a que estrene una próxima temporada. Me volvió un poco esa sensación de ansiedad, mezclada con intriga y algo de emoción que me producía darle play al primer capítulo, ese famoso piloto, sin saber qué esperar pero no poder dejar de mirar. 

Una de las particularidades que tuvieron estos meses fue también que entre todas esas series que vi, muchas de ellas estaban protagonizadas por mujeres. Si, ya sé que suena raro decir esto, pero ponete a pensar ¿cuántas de las películas o series que viste en el último año tuvieron a una actriz en el rol principal? Creo que te va a costar bastante llenar con rapidez los dedos de una mano.

Y aunque hoy en día parezca que la cosa está cambiando, es una realidad que todavía falta mucho para igualar o hacer más equitativa la participación de ambos género en roles protagónicos. Por ejemplo de las últimas nueve producciones que se nominaron al Óscar como Mejor Película, cinco no contaban con mujeres protagonistas o en papeles secundarios (El irlandés, 1917, Ford vs Ferrari, Joker y Érase una vez en Hollywood fueron premiadas en distintos aspectos, pero la mayoría no contenía escenas importantes con actrices mujeres destacándose). 

Hay muchos más datos que confirman este tipo de desigualdades y por lo que varias organizaciones e instituciones están luchando para conseguir el cambio. Un informe de la ONU Mujeres del 2019 reveló que del total de las producciones de Hollywood, solo un 23% tiene una mujer como protagonista, mientras que de todos los papeles con diálogos únicamente 31% corresponde a mujeres. 

Otro ejemplo de estas desigualdades se encuentra en un informe realizado por Brit Marling -actriz protagonista de la serie The OA en Netflix- y publicado en el NY Times, donde cuenta que las protagonistas femeninas de 2019 se concentran en su mayoría en el cine de terror (26%), siguiendo por los dramas (24%), comedias (21%), acción (16%), ciencia ficción (8%) y animaciones (5%). 

Aún así,algunos datos son un poco más esperanzadores. Según un informe realizado en 2020 por Sundance (uno de los festivales de cine independiente más importantes del mundo) en su última entrega de premios realizada en febrero de este año, de los 65 directores de las cuatro categorías más importantes que se galardonaron, un 46% fueron mujeres, aumentando 4 puntos porcentuales desde la edición de 2019 (42%). Pero de nuevo, estos son solo números…

Pero interpretando que si estás leyendo esto es porque entendés que hay un problema y que no hace falta explicarte cuál es, se me ocurrió igualmente recomendarte algunas series que sí tienen una mujer como protagonista y que además, la rompen. Tomá nota y disfrutá. 

 

Fleabag

Acidez pura y desinhibición al 100%. Para mi Fleabag logró llevar al límite esa especie de estereotipación “cool” que tenía en el hombre ser un bardo, y lo hizo desde el punto de vista femenino. ¿Qué se siente que te dejen sin explicaciones y terminar borracha todas las noches? ¿Cogerte a alguien sin amor a las 4 am y que después no te devuelva un llamado? ¿Ser la oveja negra de tu familia? Bueno, en pocas palabras, esta serie es todo lo que está bien y está mal; y tiene, por ejemplo, una ruptura de la cuarta pared que es excelente y que se lleva hasta momentos extremos, condimentada con una ironía incómoda que sonroja hasta en la intimidad y una naturalización de la vida que vale la pena disfrutar. 

 

Kiling Eve

Una relación obsesiva, morbosa, sádica y algo siniestra existe entre dos mujeres completamente distintas. Una asesina serial y una agente del MI5. La manía, la muerte y las pulsiones se juegan en un ida y vuelta constante. Un thriller que coquetea con la comedia y una sutil ironía. Me atraparon sus personajes, el suspenso, la intensidad y la relación enfermiza que estas dos mujeres encarnan. 

 

The Marvelous Mrs. Maisel

Imaginate Seinfield pero protagonizada por una mujer y con una trama interna un poco más enroscada. Bueno, algo así es esta serie que cierra todos los capítulos con un monólogo de stand up en un escenario de un barcito de Nueva York. Ironía, comedia, palos por doquier para un sistema patriarcal que, si bien está ambientada en los ‘50, no tiene nada que envidiarle a nuestra realidad. 

 

Euphoria

Todo lo que una serie adolescente debería tener en este nuevo siglo. Es como si volvieras el tiempo atrás y le pusieras a tu “Chiquititas” en la licuadora un poco de sexo bien narrado, drogas sintéticas, deseos sexuales prohibidos, futuros inciertos y, obviamente, feminismo al 100%. La relación de amistad/noviazgo que llevan las dos protagonistas genera una empatía que hace olvidar género y lugar, y produce lo que a fin de cuentas todos buscan en una relación: amor.

 

Big Little Lies

Quizás tuvo uno de los elencos más caros y hollywoodenses que una serie pudo tener en la historia. Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley, Laura Dern y Zoë Kravitz encarnan a mujeres de la nueva “realeza” californiana y se exponen a un cambio fundamental entre la sumisión y el empoderamiento. Un asesinato, secretos, violencia familiar, celos y una escuela primaria que es la perfecta pantalla para todo lo que pasa en nuestras vidas… 

Tuvo una segunda temporada que no llegue a ver, pero la primera es lo suficientemente buena para dejarte completamente satisfecho. 

 

Feel Good

La exploración sexual y de nuevos deseos, llevada a la comedia y basada en una historia real. Mae Martin, una comediante canadiense, se encarna a sí misma para contar su proceso de rehabilitación y como, en ese viaje, se enamora de George. A su vez, George descubre que el amor heternormativo que tanto nos metieron en la cabeza de chicos, puede morir en un abrir y cerrar de ojos. 

Sin comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *