Un poquito de diversidad en la pantalla


De chico me costaba mucho encontrar series o películas en las que hubiera algún personaje principal que se pareciera a mí. Tengo el pelo negro, ojos marrones, mido un metro sesenta y cinco y peso 55 kilos. En la historia del cine y la televisión está lleno de personajes de ficción con esas características, pero hay muy pocos que en su adolescencia o veintipocos se enamoran, se calientan o se sienten atraídos por personas de su mismo sexo.

Cuando iba al colegio, nunca pude ver un dibujito, serie o película que tuviera como protagonista a un chico gay de mi misma edad. Si existió en esa época, no lo pasaron en los canales que tenía en mi casa.

Vi ficciones en las que había personajes gay, pero siempre haciendo un papel patético o muy triste. Como el personaje de Fabián Gianola en Los Benvenuto, que todo el día se quería coger a Francella; Ricky y Tadeo en Verano del 98, que vivían su romance con culpa; o Tom Hanks en Filadelfia, que, pese a animarse a vivir su vida sin prejuicios, termina muriendo de sida.

En ninguna pantalla lograba encontrar un reflejo que me diera valor para ser yo mismo. Por eso, cuando internet explotó fue un gran aliado. Ahí pude encontrar por primera vez historias de chicos que tenían una sexualidad parecida a la mía. No se imaginan el alivio que eso significó. Cuando no ves una historia como la tuya te hace pensar que sos único, pero un sentido completamente negativo.

Es sumamente importante sentirte representado en historias cotidianas con un final feliz como los de Disney o Julia Roberts. Y si tienen drama, como el que existe en este mundo, está bueno que no siempre sea del estilo shakesperiano, con enfermedades, muerte y rechazo familiar.

Porque además, esas mismas historias son las que ven tu familia y amigos y, muchas veces, ellos también se las terminan creyendo.

De chico me frustraba tener que ver al gay viviendo su identidad sin poder compartirla con sus seres queridos. O, en el mejor de los casos, teniendo que soportar cuestionamientos, incomprensiones o cosas por el estilo.

Para los que alguna vez se sintieron como yo, o para los que les gusta ver historias con protagonistas distintos, les dejo esta lista de series y películas que además de tener personajes gay son excelentes.

 

Please Like Me

Para mi es una de las mejores series que vi. Tardé semanas en ver el último capítulo porque no quería terminarla.  Combina el humor negro de Seinfeld con la ternura de Friends. 

La historia arranca cuando la novia de Josh le corta porque se cae de maduro que él es gay. Aunque todavía no lo tiene muy claro y nunca estuvo con otro pibe, Josh se da cuenta que muy errada no está. Ese es el disparador para empezar a hablar con su familia y amigos sobre lo que le pasa y para descubrir su propia sexualidad.

Lo que más me gusta de esta serie es que ni para la familia ni para los amigos la orientación sexual de Josh es un problema. Es simplemente un detalle. Está todo muy naturalizado.

De hecho, los verdaderos problemas los tienen el resto. Su mamá tiene depresión, su papá de 60 años vuelve a tener un bebé, su mejor amigo no se anima a separarse de su novia y su ex novia, entre otras cosas, pasa por un aborto.

Aunque todos los temas que toca son complejos, logra hacerlo con respeto y sacándote una sonrisa.

¿Dónde vera? Está disponible en Netflix.

Yo soy Simón

Aunque se estrenó en el 2018, es la primera película de un gran estudio de Hollywood (Fox) que tiene como protagonista a un adolescente gay. Recién hace dos años pudimos ir a un cine comercial a ver una película que cuente una historia así. Por ser la primera, tenía muchas expectativas puestas en ella y por suerte no me falló.

Simón es un adolescente que todavía no salió del closet y que mantiene una relación de amistad por internet con otro chico gay que también vive escondido y que no conoce. Para Simón es la única forma de poder hablar con alguien sobre lo que le pasa sin sentirse juzgado.

Hasta ahí va todo bien, hasta que un compañero de clase descubre sus mails y los hace públicos. De un día para el otro, y sin haberlo querido, Simón queda expuesto ante sus amigos y familia y su relación con ellos vuelve a empezar.

Está basada en la novela “Simón vs. the Homo Sapiens Agenda” de Becky Albertalli, libro que también leí y que me encantó. La autora es psicóloga y se basó en la historia de varios de sus pacientes para escribirlo.

¿Dónde verla? Está disponible en Flow, Google Play, YouTube Play y Cuevana.

 

Pose

Basada en el documental “Paris is burning” y en la cultura voguing de la Nueva York de los 80, le da vida a uno de los colectivos más discriminados dentro y fuera del mundo gay: las personas trans.

Expulsadas de sus casas y obligadas a permanecer en la oscuridad de los suburbios y la noche, las chicas, chicos y chiques protagonistas de esta historia arman sus propias familias y mundos donde la discriminación no existe y a cada uno se lo trata como a una persona.

Si no tenés amigas o amigos trans, te recomiendo que mires esta serie que refleja muy bien los problemas que tienen que enfrentar y la grandeza con la que logran sobreponerse. 

Vas a reír, llorar, bailar, cantar y hasta reflexionar. Su creador es Ryan Murphy (OJ Simpson, El asesinato de Gianni Versace y Glee) y, entre varios méritos, tiene el elenco de personas trans más grande de la historia de la televisión.

¿Dónde verla? Está disponible en Netflix, Flow y Cuevana.

 

 Hoy quiero volver solo

En tiempos de Bolsonaro y su prédica homofóbica, esta película brasilera es un arma potente contra los enemigos de la libertad. Narra la historia de Leo, un adolescente ciego de nacimiento que para volver del colegio a su casa necesita de la ayuda de Giovana, su mejor amiga. Todo cambia cuando aparece Gabriel, un compañero nuevo que pega buena onda con Leo. Poco a poco, la amistad entre ellos dos evoluciona en algo especial. 

Lo que más me gusta de esta película es que en ningún momento se muestra a Leo o a Gabriel como dos chicos conflictuados por su deseo sexual. No es que Leo era gay y no se animaba a asumirlo hasta que apareció Gabriel. Nunca se aborda esa problemática. La historia es mucho más sencilla. Leo y Gabriel se enamoran porque disfrutan de la compañía del otro, tienen cosas en común, se divierten y la pasan bien. 

En el medio, obviamente, están sus familias, amigos, compañeros y profesores que ven cómo esta relación evoluciona, pero en ningún momento su opinión importa. Lo único que tiene peso es la historia de amor.

¿Dónde verla? Películas y Series Gay y Repelis

Krampack

Si cada una de las películas de esta lista fuese un género musical, esta sería PUNK. Es una película española-catalana del 2000 que cuenta la historia de Dani y Nico, dos amigos vírgenes de 16 años que se proponen debutar sexualmente durante el verano. 

Los dos se van a la casa que los papás de Dani tienen en la costa catalana. Ahí se la pasan saliendo de joda pero nunca logran terminar con alguien. Como vuelven calientes empiezan a practicar el “Krampack”, una paja cruzada.

Del juego sexual pasan a los sentimientos. Dani se confude mientras que Nico tiene claro que lo único que le gusta es que lo toquen.

Lo que más destaco de esta película es que habla de algo que muchas veces pasa: sexo no es lo mismo que amor y calentarte con alguien de tu mismo género no te vuelve gay. 

¿Dónde verla? Daily Motion, Películas y series gay y YouTube

 

Xenia

Probablemente esta haya sido una de las películas que más me emocionó. Quizás sea porque es la historia de dos hermanos.

Es una película griega del 2014 que cuenta la historia de Danny, un gay nacido en Albania pero criado en Grecia por su mamá. Cuando ella muere, él sale a buscar a Odysseas, su hermano más grande, para contarle la noticia. Sin su mamá, los dos pierden la nacionalidad griega y corren el peligro de ser deportados. Lo único que les queda es encontrar a su papá, que es griego y que hace años no ven.

Odysseas es una especie de chico rudo que siempre miró con desprecio a su hermano más chico. Dany es todo lo opuesto, un volado fantasioso suave como una pluma.

Aunque el más grande es medio homofóbico, su actitud cambia cuando los dos empiezan a sufrir la xenofobia de los griegos y toma conciencia de lo terrible que es la discriminación.

¿Dónde verla? Películas y Cortos Gay.

La boda de muriel

Es una película que cuando la terminé de ver la volví a poner. Tiene a una de las mejores antihéroes del cine interpretada por una de las actrices más versátiles: Toni Collette.

Muriel es una veinteañera muy loser y muy aparato que, aunque nunca estuvo de novia, tiene como único sueño tener un casamiento bien instagrameable. Es de esas personas que le importan más la boda que la pareja.

Después de robar en un shopping y robarle plata a su familia, se escapa de su casa y empieza una vida nueva en Sidney con una ex compañera de colegio. Aunque empezó de cero, Muriel no abandona su sueño de casarse. 

Después de muchos tropiezos se da cuenta de que el vestido blanco no tiene sentido si no viene acompañado de amor.

 

Summer Storm 

De toda esta lista de películas y series, esta fue la primera que vi. Le tengo un aprecio bastante especial por contarme por primera vez la historia de un chico gay siendo realista y sin sobrecargarla de drama. 

La película trata sobre un campamento de verano en el que llegan equipos de remo de varios lugares para enfrentarse. Entre carpas y humedad, dos chicos se conocen y lo que empieza como una rivalidad termina de la forma más linda. 

Es una película alemana del 2004, se estrenó cuando yo tenía 16 años, una época en la que tenía el autoestima bastante abajo. Aunque no hay escenas de sexo o imágenes impactantes, me acuerdo que cuando la vi sentí que estaba haciendo algo prohibido. Hoy la vuelvo a ver y me parece una película de Cartoon Network, pero en ese momento ver por primera vez un beso entre dos chicos me resultó revolucionario.

¿Dónde verla? YouTube , Películas y Series Gay

 

Imagen por Pablo Vio

2 Commentarios

  1. Avatar
    Erasmo
    Responder

    No puedo creer que no conocía esta revista.
    Les amo!

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *