Querido Papá Noel


Por Micaela Gonzalez

¿Cómo estás tanto tiempo? ¿Te acordás cuando te pedía muchas cosas y te hacía dibujitos en el margen de la hoja? No sabés cuanto cambió todo desde aquel momento. 

En esta oportunidad ya no te vengo a pedir juguetes. Sino algo más grande y real, como una casa con vista al mar o a una montaña. 

También cositas para mi corazón. Te quería pedir si puedo tener aunque sea una última cena con mi mamá y decirle cuánto la quise, la quiero y cuanto la extraño. Quiero pedirle perdón por las veces que la hice renegar y las veces que le dije que no me mande más mensajes para ver dónde estaba. Ahora los necesito. 

Además, me gustaría que me traigas en una cajita un poco de valentía para poder decirle a esa persona que la quiero o al menos decirle que me gustaría que tomemos una birra mientras escuchamos Leo Mattioli.

Bueno… creo que esta vez también te voy a pedir varias cosas. 

Quisiera tener un ropero con ropa para cada momento del día y que sea de mi talle. Que en todos los locales haya ropa para todos los cuerpos. Que el 24 pueda recibirte con un vestido soñado y que me quede cómodo porque es de mi medida. 

También me gustaría conseguir un trabajo de mi carrera, de periodista , pero no de esos periodistas que están en la tele.  Quiero ser una periodista  reconocida, pero de las buenas. 

Ah y Papá Noel , esta navidad ¿podés usar el traje verde? Por favor, quiero que me traigas un papel donde me prometas que el aborto va a ser legal .

Gracias amiguito, espero que no te enojes porque te pida tantas cosas de nuevo. Pensé que en la adultez no iba a necesitar pedir nada, pero a veces una necesita magia porque sola no puede.  

Te mando un beso grande. 

Nos vemos.

Sin comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *