¿Por qué siguen marchando?


¿Por qué siguen marchando si ya se pueden casar? ¿Por qué siguen marchando si pueden adoptar? ¿Por qué siguen marchando si las trans conducen programas en la tele? ¿Qué más quieren?
 
Hoy se vuelve a marchar porque, pese a todo lo conseguido, todavía hay una parte de la sociedad que cree que la violencia hacia los gays, lesbianas, trans o cualquier disidencia sexual es justificable
 
Por qué hace menos de un mes en pleno Villa Crespo a Imanol Subiela un desconocido lo cagó a palos mientras le decía “trolo de mierda a los putos hay que matarlos a todos”.
 
Porque el 31 de agosto mientras Reyvis Henrríquez caminaba de la mano con su novio por Bulnes y Córdoba un grupo de siete flacos los persiguió, los agarró, los insultó y a él le pegaron una patada voladora en la cara.
 
Porque hace una semana a La Chicho, una trans de La Plata, la asesinaron de varias puñaladas en una terminal de micros. Por qué ese mismo día en Salta un grupo de cinco personas atacaron a tres mujeres trans mientras almorzaban. Las tiraron al suelo, les pegaron con palos y las insultaron por su identidad.
 
Porque a principio de año cuando iba para su trabajo, a Sofía del Valle la interceptó un grupo de flacos y la amenazó diciéndole “no queremos raritos en el barrio”.
 
Porque en agosto cuando Xoaquín López estaba en una parada de bondi de Quilmes un flaco lo agarró del cuello y mientras le pegaba le dijo “esto te pasa por puto”.
 
Porque en enero mientras Pablo Dell’Oso bailaba en un boliche cordobés un flaco lo durmió de una piña después de decirle “puto de mierda, puto del orto, sos un putazo”.
 
Porque en julio dos chicas esperaban el colectivo en Berisso cuando un flaco que estaba con su mujer e hijos increpó a una y le dijo “ya que estás, vestite de varón” y acto seguido la escupió y le pegó dos piñas.
 
Porque estas noticias apenas ocupan un lugar en los medios.
 
Porque en muchos hospitales privados te prohiben donar sangre si sos gay.
 
Porque todavía existe una sociedad que cuando quiere ofender dice: “parecés un trava”, “los de Boca son todos putos”, “no seas mariquita” o “es medio marimacho”.
 
Porque el año pasado en nuestro país cada dos días se registró un ataque contra una persona LGBT y 67 asesinatos.
 
Por esto y por tantas cosas más hoy se marcha.

Sin comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *