Mostrar las t3tas


Hoy entré a la oficina y les pregunté a dos compañeras de trabajo qué pensaban de lo que había pasado en Necochea. Esperaba algún comentario indignado sobre la coerción a la libertad o el machismo enraizado hasta en las tetas. Pero para mi sorpresa la respuesta fue otra.“Qué se yo… era medio innecesario, había familias” y “No era una playa nudista”.

Es temprano y alguien entra en la oficina antes de que podamos seguir debatiendo pero me quedo pensando toda la mañana en por qué usar una bikini minúscula que apenas tape los pezones está bien, y sacarse el corpiño es escandaloso y amerita la intervención de la fuerza del estado (!!). Por qué tetas en una gráfica gigante sobre Av.Cabildo con dos dedos tapando la zona fuera de la ley SÍ, y tetas libres en una playa tomando sol, NO.

¿Qué tienen los pezones de diabólico? ¿Por qué los hombres pueden exhibirlos y nosotras tenemos que enfrentarnos a 20 policías si queremos hacer lo mismo?¿Quién decide que las tetas de las mujeres son algo sexual y que las del hombre no?¿Quién decide sobre lo que excita y lo que no, sobre lo que sugiere y lo que no? No soy experta en nada pero de una cosa estoy segura: no estoy de acuerdo con que estar en tetas en la playa esté prohibido.

Infobae habla de “revolución” en su titular, La Nación de “escándalo” y también Clarín; mientras que Página 12 anuncia un tal “Operativo tetas”. Todos los principales medios de la República Argentina cubrieron el GRAN evento ocurrido en Necochea… tres minas en tetas. Silencio incómodo.

Si a las tres minas les sumamos 20 efectivos policiales y un par de personas azoradas por ver seis pezones, entonces se puede vislumbrar por dónde viene la noticia. Si alguna famosa se anima al topless en Punta del Este, sale en las revistas, pero si un par de mujeres comunes y corrientes deciden sacarse el corpiño y tumbarse en la arena de este lado del charco, deben ser censuradas de inmediato.

Que un par de tetas convoquen a 20 policías y un energúmeno gritando “la ley es la ley”, solo refuerza lo que a todas las mujeres nos inculcan de chiquitas: que nuestro cuerpo está mal, es objeto de pecado, de deseo corrosivo, de excitación ajena y, por eso, somos responsables de taparlo, de mantenerlo dentro de los parámetros de la ley, para que nadie se tiente o se incomode, para no ofender.

En el país de la hipocresía absoluta mostrar las tetas está bien siempre y cuando sea al servicio del placer masculino o de algún departamento comercial, para el deleite de unos ojos que buscan y exigen tetas cómo y cuando quieren. Pero gozar con libertad del propio cuerpo en un espacio natural se convierte de repente en un acto cuasi vandálico, en una declaración de principios, en micromilitancia. Todo por un par de tetas…

Preguntáte por qué te joden las tetas. Nadie estaba cerca tuyo restregándote nada en la cara, ni masturbándose en un espacio público, ni revolcándose en la arena mientras gemía. Preguntáte por qué sentiste la necesidad de llamar a la policía porque tres amigas tomaban sol sin la parte de arriba de la bikini. ¿Qué te está pasando, loco?¿Te parecen un escándalo sexual las tetas que hace 40 años te daban de comer?¿Qué te metés con el cuerpo ajeno? A tu hijo no le hace mal ver tetas, a tu hijo le hace mal escuchar comentario xenófobos, ver que los tipos prenden fuego a sus novias por “putas”, ser testigo de que no le dejás el asiento a un señor que lo necesita, ver chicos de su edad solos en Av. Libertador pidiendo monedas y cagados de frío, que le digan “maricón” si llora. ¿Tetas? No creo que sea eso lo que tenés que enseñarle a combatir.

Las tetas no son algo sexual, son algo sexualizado. Las tetas no deberían ofender a nadie ni son objeto de excitación per se. A los nenes no les hace mal verlas ni son una invitación a nada. No es serio ni obedece al sentido común que una bikini que apenas tapa el pezón sea aceptada, mientras que estar sin nada sea una contravención. Hagámonos preguntas: ¿Por qué unos sí y otras no?¿A qué edad las nenas tienen que empezar a taparse para no incomodar al machaje playero?

Dejemos de ser tan pacatos y, sobre todo, tan irreflexivos. Si las tetas son motivo de un llamado al 911 es hora de frenar y pensar, ¿por qué nos parece mal lo que nos parece mal?

1 Commentario

  1. Avatar
    Sebastianse
    Responder

    Perdoneme señorita pero no estoy de acuerdo con su opinion. Creo que esas zorras han sido bien advertidas por las autoridades turisticas ya que su actitud atenta contra la moral la buena educacion los buenos habitos y las costumbres buenas y acrecentadoras del bien publico. Como va usted pedazo de ignorante a decir que los senos no son una parte sexual en la mujer? Usted ignora que la muestra de esa forma de las partes pudendas excita a nuestro genero. Estas muy bien detenidas. Es mas deberian ser enviadas a un instituto de ayuda psiquica. Equivocaron el pais la playa y mas que nada infrigieron las leyes LA LEY ES LA LEY bien dicho y bien aplicada. Espero que sirva de leccion a esta juventud descarriada de borrachos sin futuro y mal educada. Griselda Mendez de Elizalde Brown

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *