Monedita, nene de narcos


Hoy me enteré que Monedita está en coma. Lo conocí hace tres meses en la estación de Constitución. Yo estaba sentado en la barra de un bar y él se me paró al lado. Estaba descalzo y aunque tenía una campera tiritaba. Le pidió al mozo un té, este le dijo que no, yo me ofrecí a comprárselo. Le hice algunas preguntas y en forma esquiva me las fue contestando. Me dijo que tenía 13 años y que paraba hace ya bastante en la estación. Cuándo le dieron el té se fue. Después de ese día lo vi varias veces. Sólo una vez volvimos a hablar, no me reconoció y me pidió plata.

Dicen que terminó así por sobredosis. Dicen.

¿Cómo hacía un nene que no podía pagar un té para consumir? Una banda de narcos que labura en Constitución lo usa a Monedita de transa. Por supuesto que es una banda de narcos adultos. Una banda, que como tantas, usa a chicos como Monedita porque saben que los menores no caen. Tan vivos son, que en vez de darle a los chicos la comisión entera de lo que les corresponde por venta, les dan dos billetes y pasta base.

¿Dónde y cúando laburan los chicos cómo Monedita? A la vuelta de la estación, a plena luz del día. Sobre la calle Brasil y todas las que la cortan.

¿Y sólo yo sé esto? No, todos lo saben, empezando por la policía. Más precisamente la Comisaría N°16, que es la encargada de la zona.

¿Y qué hace la policía? Nada. Le queda más cómodo ser uno de los peajes que los narcos pagan con la comisión que les correspondería a los Monedita.

A Monedita le dicen así porque siempre pide monedas. Aunque tiene 13 parece de 10.

Es trístisimo, chicos que todos los días pierden la posibilidad de disfrutar de esta vida por la ambición y la codicia de los grandes. Y en el medio el resto, que terminamos asumiéndolo como normal.

Sin comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *