Los derechos animales vs el cambio climático


Por Martina Torres Miranda, militante de Jóvenes por el Clima
Instagram @martutorressm

En el día de los derechos animales, es necesario que focalicemos, nos replanteemos y sentemos nuestros reclamos en favor de la liberación animal total para defenderlos de forma correcta. La crisis climática y ecológica que estamos vivenciando actualmente, no es la excepción y nuestro accionar como seres humanos sobre el planeta tierra, está dejando una huella imborrable.

Teniendo en cuenta que cada especie tiene una serie de condiciones climáticas particulares (temperatura, humedad, etc.), los efectos del cambio climático como el aumento o disminución de estas condiciones, derivan en que estos organismos se adapten, se desplacen o, aún peor, se extingan.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático ya advirtió que alrededor del 50% de las especies que se estudiaron se vieron afectadas por la crisis climática. Las zonas geográficas a las que se trasladan las diferentes especies, en la mayoría de los casos, son actualmente sectores donde se desarrollan actividades humanas. Estas no solo afectan el suelo, sino que tienen como consecuencia un incremento en los GEI (Gases de Efecto Invernadero).

Según informes científicos en el año 2015, en Perú, el frío extremo mató a aproximadamente 170.000 alpacas. Por otro lado, en Mongolia existe un tipo de invierno extremadamente frío denominado zud. Los zuds fueron una gran amenaza para millones de animales provocando el congelamiento de sus patas, abortos y escasez de alimentos a causa del frío.

Como personas que habitan el planeta tierra, es importante que veamos a la naturaleza en todo su conjunto como sujeto político de derechos, tal y como nosotros/as, a los animales y a los recursos que nos brinda. Preservar nuestra casa común y sus residentes, es nuestra responsabilidad y mayormente de quiénes hoy en día anteponen sus negocios por sobre el bienestar ambiental y animal.

De todas formas, es necesario aclarar que, en este día, la mejor forma de defender los derechos de todos los animales es respetándolos. Abolir todo tipo de uso y explotación que atente contra su libertad y pronunciarse en contra de estos acto. Mahatma Gandhi dijo que “la grandeza de una nación puede ser juzgada por el modo en que tratan a sus animales”. Seamos el reflejo de una sociedad que vive en armonía con la naturaleza en su totalidad.

Sin comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *