Escucha(me)


Por Daniela Keclach

Te cambio mi alma por un oído biónico, 

esa audición que nunca tuve, 

ese do re mi fa sol la si

que te moviliza hasta el esqueleto.

Te doy mi alma y mi aura también, 

pero dame a cambio esos sonidos que se amplifican en la cueva, 

que se transforman en el mar,

que retumban en la ciudad, 

que el viento los hace viajar.

Te doy mi sombra también, 

pero necesito algo más. 

Regalame la vibración que tienen tus cuerdas vocales 

o ese volcán cuando está a punto de estallar.

Te intercambio esas chispas del fuego 

y el silencio del amanecer. 

Dame ese apabullante ruido de la garganta del diablo 

de la cascada del más allá,

si me das eso, te doy mi alma y no te pido nada más.

 


El texto surgió en el Taller de Escritura Creativa de Revista Wacho.

Sin comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *