El espejo de los otros


Por Nicolás Filipini 

Mil ojos me recorrían el cuerpo. Sabía que esto podía pasar pero igual vine a la playa. Estuve sentada en la arena un rato largo con el pareo, la camisa y el sombrero puestos.  Mil veces lo había hablado con la psicóloga y eran también incontables las veces que había recreado esta escena en mi cabeza, en donde no había personas sino ojos que me sacaban una radiografía de lo fijo que me miraban.

Llegué a la conclusión de que no me tenía que importar, era mi vida y no podía detenerla por lo que pensaran los demás. El tema es que ese discurso tenía sentido dentro de mi cabeza pero una vez que mis dedos tocaron la arena, sentí  como mi autoestima se derrumbaba como un castillo de arena al que le dan una patada.

Descubrí que no solo eran los ojos de los otros, sino también los míos, que examinaban otros cuerpos en busca de comparación para levantar o destruir aún más mi ego ya dañado. Me sentí ridícula al pensar que estaba haciendo lo que más temía que me hagan.

Agarré el celular y la pantalla en negro se convirtió en un espejo que reflejaba algo, no sé si era yo o lo que quedaba de mí. ¿Sabrán esos ojos que me miran con asco la vergüenza que siento?¿Sabrán esas miradas burlonas de mis meses de rehabilitación?¿Sabrán  esos rostros juzgadores del hambre que pasé?¿Sabrán qué ojos más estrictos y severos que los míos no hay?

Me saco el pareo y la camisa. La piel pegada a los huesos queda expuesta y se transforma de repente en un letrero luminoso que grita “mírenme”. No estoy desnuda pero así me siento, desnuda en mi fragilidad ¿Sabrán lo incómoda que estoy en esta bikini?

Mis piernas empiezan a avanzar hacia la orilla, pero en realidad quiero correr, huir. El mar me llama y sigo y mientras camino me acompañan las miradas clavadas en mi delgadez ¿Sabrán lo que es tener miedo a desaparecer?

La primera lágrima cae pero al mismo tiempo,  siento el agua acariciar mis dedos.  Lo logré,  llegué al mar. Me vencí a mí misma. Sonreí.

¿Sabrán esos ojos lo lindo que se siente el agua al rozar este cuerpo que habito?

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.