Deportado por no ser tan gay


En tiempos donde la deportación y la prohibición al ingreso de extranjeros es noticia de todos los días, la deportación en Suecia de un nigeriano no debería sorprender. Sin embargo está llamando la atención de todo el mundo por sus motivos.

Franco Kaodimuo, sufre el riesgo de ser deportado por no ser lo suficientemente gay.

Sí, leíste bien, Suecia uno de los países más progresistas en cuestiones LGBT está considerando mandar a Franco de vuelta a Nigeria por no haber podido probar su orientación sexual.

El 24 de agosto del 2015, a sus 17 años, Franco huyó de su país tras recibir una brutal paliza de parte de una patota. ¿Los motivos de la agresión? Un vecino lo vio teniendo sexo con su novio, se escandalizó y llamó a un comando de tareas para que les den una lección. Franco sobrevivió para contarla, su novio no.

-¿Te queda familia en Nigeria?

-Nadie. La única persona que tenía era mi hermana, pero cuando nuestra comunidad descubrió que yo era gay la echaron de nuestro estado. No sé si todavía está viva. No quiero seguir recordando mi pasado. Me hace llorar.

Nigeria es uno de los países más hostiles hacia los gays. La homosexualidad está penada con hasta 14 años de prisión y en algunas zonas, dónde la mayoría de la población practica un islam extremadamente conservador, se castiga el coito entre hombres con hasta 100 latigazos para los solteros y con la pena de muerte por lapidación para los hombres casados.

Parece que ser gay en Nigeria no está nada bueno.

Desconozco si en la desesperación por escapar Franco sabía a dónde estaba huyendo, lo cierto, es que aterrizó en un paraíso color arcoíris. Suecia es un país donde la homosexualidad dejó de estar penada en 1944, el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal desde el 2009 y cuya Constitución prohíbe discriminar por orientación sexual.

Sin embargo, con toda esta legislación de avanzada, Franco está a punto de ser deportado.

franco
Franco

Capaz que no lo sabías, pero uno de los motivos por los cuales la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) solicita el estatus de refugiado o de asilo, es para las personas gay. Setenta y siete países en el mundo penalizan las relaciones entre el mismo sexo y siete países las castigan con pena de muerte.

Pese a esto, el gobierno sueco quiere rechazarle la solicitud de asilo a Franco por no haber podido probar que es lo suficientemente gay. Según las autoridades migratorias, durante la entrevista Franco no pudo expresar sus sentimientos más profundos, solo se limitó a hablar de experiencias sexuales y por otro lado, les resultó sospechoso que no se diera cuenta de su orientación sexual antes de los 16.

-¿Cómo hace alguien para probar que es gay?- pregunta Franco – ¿Quieren un video mío teniendo sexo?

La Federación Sueca por los Derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (RFSL, por sus siglas en sueco) junto a varias organizaciones por los derechos humanos, iniciaron una campaña para presionar al gobierno sueco para que le de asilo a Franco.

Si las autoridades migratorias se mantienen en esta postura, Franco corre el riesgo de ser deportado a Nigeria y ahí sí que el arcoíris se le va a terminar de nublar.

-La única chance que me queda es que la gente me ayude. Solo la gente puede hacer que el gobierno no me deporte.

 

Podés firmar la petición al gobierno sueco acá.

 

Sin comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *