¿Botinera, yo?


Por Josefina Ansa

“Hay una nueva botinera en el ambiente”. “¡Botinera! La China Ansa vive un romance con un futbolista”.

Estas son algunas de las frases con las que distintos medios eligieron titular una nota sobre mí. Sí, de un día para el otro me definieron como “botinera”.

Googleo la palabra y encuentro esta definición: “son mujeres activas cuyo objetivo es casarse con un jugador de fútbol famoso y tener una forma de vida muy especial”.

Una mujer activa seguro y una vida especial ni te digo.

Querida prensa: pensar que durante 7 años transpiré la camiseta en la Facultad de Comunicación de la UBA para tener un título universitario, que durante años madrugué los fines de semana para cumplir con mi primer trabajo, que me seguí formando para crecer en una carrera que amo y resulta que son los mismos medios -a los que tantos años de vida les dediqué- los que sentencian que “soy botinera”.

La cabeza me va a explotar.

¿Botinera? ¿En serio? ¡Te pido el VAR!

¿Por qué de repente quedo reducida a la profesión de otro? Si no soy ferretera por salir con un ferretero ni productora por salir con un productor. Soy Josefina Ansa y mi profesión me la gané yo. 

A menos que no me haya enterado, a ninguna de mis parejas los llamaron “periodistos” o “licenciados”.

¿Por qué a mi si? No estoy poniendo el foco en el mundo del fútbol y todo lo que eso implica, estoy hablando de que mi profesión no se reduce ni a los botines ni a los títulos de nadie.

Triste es que sigamos definiendo a la mujer a partir de un otro, pero más triste aún es que lo tengamos tan naturalizado. ¡Roja a esa actitud! 

Con esto no quiero señalar ni echar culpas, simplemente, a partir de mi experiencia, reflexionar sobre algunas cuestiones que podrían ir cambiando en “el mejor oficio del mundo”.

Porque no es noticia el que titula y llega primero, es noticia el que llega mejor.

QUE EL SILBATO QUE SUENE SEA EL DE LOS MOVIMIENTOS SOCIALES QUE RECLAMAN LIBERTADES PARA LAS MUJERES.

QUE EL “CAMBIO, JUEZ” SEA PARA CAMBIAR LEYES Y CONQUISTAR NUEVOS DERECHOS.

QUE LOS BOTINES SE USEN PARA ENTRENAR. Y LOS BOTINEROS SIGAN SIENDO MUEBLES PARA ZAPATILLAS.

Sin comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *