7 series argentinas que la rompen


En Wacho nos encanta recomendar las cosas que nos gustan. Pensamos que no hay nada mejor que circular esas joyas disfrazadas de series, pelis o discos para que todos nos podamos deleitar.

Hoy nos agarró el orgullo patriota. Te dejamos 7 series argentas que a nosotros nos volaron la peluca. ¿Las viste? ¿Vos cuál nos recomendás?

 

Okupas

Si La naranja mecánica se hubiese filmado en Argentina se llamaría Okupas. Es la serie que mejor refleja el sentimiento de falta de futuro que gran parte de la juventud siente. Se adelantó al estallido social del 2001 mostrando la marginalidad en el horario central del canal estatal. 

Combina un guión ingenioso, personajes icónicos y una banda sonora que emociona a cualquier melómano. 

Fue una revolución en su momento y lo vuelve a ser hoy, a 20 años de su estreno, en Netflix. Son 11 capítulos que no se pueden dejar de ver.

 

Tiempo Libre

¿Qué hace un actor cuando no está filmando? Esa pregunta sirve de disparador para una de las mejores comedias contemporáneas. No es exagerado decir que es lo más parecido a una versión de Seinfeld argenta con personajes delirantes e ingenio en cada línea del guión. 

Como si fuera una especie de reality show, Martín Piroyansky actúa de la versión más patética de sí mismo para hacerte reír durante 20 capítulos de 8 minutos cada uno. Se ve en una tarde. 

Monzón

No importa si te gusta el boxeo o si sabés quién fue Monzón. Esta serie no retrata a un personaje, sino a una época y a la cultura exitista y misógina que existe en nuestro país.

¿Cómo reaccionaron los medios, la política y la sociedad cuando se enteraron que uno de sus máximos ídolos era un femicida? ¿Castigo o perdón? Eso muestra la serie. 

Además, lo hace con una de las mejores producciones de los últimos años, mezclando ficción con archivos reales. 

 

Todos contra Juan

Tiempo Libre te dice qué hace un actor cuando no está filmando y esta serie te cuenta qué hace un actor cuando pasa de moda. 

Juan fue muy exitoso a sus veinte cuando protagonizó La vida es un juego, una de las series juveniles más importantes de Argentina. Todos en el elenco se volvieron estrellas (Julieta Díaz, Julián Weich, Cecilia Dopazo y Esteban Prol) salvo él. Tras 15 años de inactividad, entiende que este es su momento de volver al estrellato. 

Este loser que interpreta Gastón Pauls se convirtió en uno de los personajes más entrañables de la televisión que, además, está acompañado por un grupo de amigos tan perdedores y simpáticos como él.

En su momento la serie fue tan exitosa que tuvo una segunda temporada en la que participaron Steve Carrell y Benicio del Toro. ¿Ahora me lo venís a decir?

Tumberos

Si las series tuviesen árboles genealógicos, esta sería la prima de Okupas. Está dirigida por Adrián Caetano director junto a Bruno Stagnaro (creador de Okupas) de Pizza, birra y faso, la icónica peli de los 90. 

La serie pone el foco en la realidad carcelaria argentina, cuya población se multiplicó durante los 90. Combina distintos géneros como el falso documental, el realismo mágico y el videoclip para mostrar un sistema podrido y sórdido.

Tiene un elenco con leyendas del under como Urdapilleta y Belloso y fue filmada en la ex Cárcel de Caseros. 

Mujeres Asesinas

Cada capítulo cuenta una historia independiente, con algunas de las mejores actrices argentinas interpretando a mujeres reales que perpetraron algunos de los homicidios más resonantes del país. 

Me acuerdo que esperaba cada noche para ver estos capítulos que me hacían tener miedo y compasión al mismo tiempo. 

Lo que iba a ser una sola temporada terminó durando 4 años y fue tan exitosa que hasta tuvo versiones en Colombia, México, Italia y Ecuador. ¡Ah! Y la versión argentina se transmitió en varios países como Estados Unidos y España.

 

Un gallo para esculapio

Si arranqué con Okupas tengo que terminar con Un gallo. Comparten mismo director, guionista y uno de sus mejores actores (Ariel Staltari). 

Peter Lanzani la rompe interpretando a Nelson, un pibe misionero que llega a Buenos Aires buscando a su hermano y termina involucrado en una banda de piratas del asfalto. 

Cada capítulo está pensado al mínimo detalle. Las luces, los colores, los escenarios y sobre todo las actuaciones (Peter, Brandoni y Luque la rompen) hacen un conjunto maestro que te deja muy manija.

Aunque se había pensado como una serie de una sola temporada, su éxito fue tan grande que el público pidió una más y no jodemos más y sus productores tuvieron que ceder ante el reclamo. 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *